Sabor de Oro, la excelencia

Sabor de Oro by pedro yera

Sabor de oro es el «zumo» obtenido de un olivar entre Baeza y Mancha Real, a orillas del Guadalquivir. En el entorno del Paraje Natural de La Laguna Grande, nos encontramos con la finca familiar que el Grupo Ilorope ha sabido gestionar, para mantener un legado que en su día fue propiedad de los marqueses de la Laguna y Viana, en los siglos XVIII y XIX. Alcanzando tal importancia que en 1926 acogió la visita de Alfonso XIII para la inauguración de una de sus almazaras.

Sabor de Oro, la excelencia

Hoy en día, Sabor de Oro, es un ejemplo de oleoturismo, acogiendo en su casa a amigos y clientes, a los que les muestran el mundo del olivar y en vivo les enseñan como obtienen su gran calidad.

Sus olivos son centenarios y proceden a la recolección de un aceite de oliva virgen extra de cosecha temprana, en el mes octubre y primeros días de noviembre, en el momento óptimo de maduración.

La aceituna es tratada con mimo en dicho proceso para obtener los mejores aromas, el resultado Sabor de Oro. Posteriormente se recolecta en diciembre un aceite de oliva virgen extra, que también es de calidad excelente. Pero, por supuesto, ya no es cosecha temprana. Para distinguirlo totalmente lo bautizan con el nombre de Vital Oleum.

Sus AOVE’s son de la variedad picual, que es la más predominante en la provincia de Jaén. Desde que los probamos nos cautivaron con su sabor y aroma. Y no sólo a nosotros, pues prueba de ello son los premios que continuamente reciben. Por ejemplo, en Los Ángeles Extra Olive Virgin Oil obtuvieron el oro y el cobre.

Medalla de plata en Olive Oil Japan 2017. Entre los mejores 500 AOVE’s del mundo en la guía FLOS OLEI 2017.
Y suma y sigue… Hablamos con Pedro Yera, que es quien lidera esta innovadora empresa, sobre este y otros temas. Y nos comenta que está muy orgulloso de cada uno de estos premios, pero que lo que les recompensa cada día es la respuesta de sus clientes al probar el producto.
Y es que el cliente ni se imagina el proceso que hay que realizar desde que la aceituna aparece en el olivo, hasta que se disfruta ese «puro zumo» extraído únicamente por procedimientos mecánicos, procurando que sea en el menor tiempo posible y a la menor temperatura. Todo ello para obtener la mejor calidad, la excelencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *